14 enero 2014

Descalza... en los Globos de Oro

Seguro que ya habéis leido y visto todas las crónicas habidas y por haber de los Globos de Oro: la mejor vestida, la peor vestida, las que vaya pelos que llevan, las que iban acompañadas, las embarazadas, etc. Ya sabéis que no soy de hacer crónicas de los grandes premios, porque hay un sin fin de blogs que lo hacen muy bien y con mucha gracia, pero si voy a intentar crear un debate de algo que particularmente me llamó la atención; y fue ver una foto de Emma Thompson subida al escenario de los premios con sus Louboutin en una mano y una compa de martini en la otra. 

vía
Leyendo un poquito por las redes sociales, descubrí una declaración suya de hace unos días cuando fue a recoger su premio en los National Board of Review: "Me he quitado los tacones en un acto feminista. Porque, realmente, ¿por qué los llevamos? Hacen tanto daño. Y no tiene ningún sentido, la verdad. Así que me encantaría animar a todas a que dejaráis de llevarlos. Parad. No los llevéis nunca más. No podéis caminar con ellos, y yo estoy súper a gusto sin ellos ahora".

Confieso que soy de las que van por temporadas, incluso diría que por días. Me levanto y me pregunto: "¿Me apetece hoy llevar tacones?" Y según la respuesta confecciono mi look. Me paso semanas enteras sin ponerlos y otras que no me los quito, así que, podría decirse que mi relación con los tacones es como la relación que tenía con mi ex: llena de alti-bajos :-)

Y ahora llega la gran pregunta: ¿Hay vida después de los tacones? ¿Son tan imprescindibles como parecen? ¿Hay actos a los que no podríamos ir sin ellos? O ¿hay perfectos sustitutos para todas las ocasiones? Animaos y qué opinais. 
¡Feliz martes!
Besotes.





7 comentarios:

Marialu dijo...

A mi me encantan los tacones, pero reconozco que son una pequeña tortura que limito a ocasiones especiales, a no ser que sean muy cómodos. (Cosa de la que no pueden presumir los Louboutines)
Un besote!
Marialu

fran dijo...

el gesto fue un momentazo, pero la realidad es que un tacon a veces nunca viene mal,hihi
besos amor

NEW OUTFIT IN THE BLOG! GENTLEMAN IN THE MONASTERY
http://showroomdegarde.blogspot.com.es/2014/01/gentleman-in-monastery.html

Anónimo dijo...


Personalmente creo que esto de los tacones es una "cuestión de altura".
Si lo que le sobran a una son centímetros, o si se tiene una "buena" altura y una figura mas o menos estilizada, creo que se puede perfectamente prescindir de ellos incluso para las ocasiones más especiales. A mi modo de ver, un vestido de fiesta con unas bailarinas o con un zapato con poco tacón queda estupendo.
Yo por desgracia no ando sobrada de altura, por lo que aunque para mi, prime la comodidad y suelo optar por un tacón medio de 4 - 5 centímetros, no puedo prescindir de ellos.....Si a mi altura, tan justita, le sumamos los 7 - 10 centímetros de media en que las mujeres se suben en estas ocasiones....parecería una Liliputiense. Y aunque una tenga otros encantos, no vamos a negar que una figura estilizada es llamativa y suma puntos, y claro no es cuestión de ir por la vida en este tipo de ocasiones con una cabeza de desventaja....
Mv

Laura dijo...

Hola guapa! A mí ya sabes que me chiflan los tacones... ha habido temporadas que sólo me faltaba dormir con ellos! y a día de hoy, paso por un escaparate y solo me fijo en los taconazos.
Cada día me gusta más tu blog! Tengo ganas de volver a verte por la oficina.
Besines
Laura

Laura dijo...

Hola guapa! A mí ya sabes que me chiflan los tacones... ha habido temporadas que sólo me faltaba dormir con ellos! y a día de hoy, paso por un escaparate y solo me fijo en los taconazos.
Cada día me gusta más tu blog! Tengo ganas de volver a verte por la oficina.
Besines
Laura

Ellen Souza dijo...

No sabía lo de los tacones,me encanta esta sra!! Yo igual tengo alti-bajos, pero cada vez me los pongo menos, me cansan tremendamente, no los aguanto mucho tiempo para caminar con ellos, cosa que antes si.
BB

Mi vida en rojo dijo...

ya te digo yo si hay vida! jajajajajaja, pero este acto personalmente para mi carece de sentido, en fin... un tacón también favorece mucho, eso no podemos negarlo, y más según en qué momentos y para complementar según qué looks!!!

Besos rojos por doquier!!