16 junio 2014

Gente Tóxica de Bernardo Stamateas

¡Buenos días de lunes! Lo primero de todo disculpad por estas casi dos semanas sin publicar pero he estado liadilla, entre otras cosas preparando una fiesta de prejubilación de una compi, ya os contaré porque está siendo muy divertido. ¿Cómo ha ido el finde? El mío de lo más entretenido: mañana de compras, fiesta de cumple, café con amigas, ratito de lectura... Y de esto precisamente os quería hablar, de un libro que recomendaba Mi vida en Rojo en su blog y que esta siendo toda una revelación. 


Gente Tóxica es un libro que cuenta como tratar con las personas que te complican la vida, porque en nuestra vida diaria no podemos evitar encontrarnos con todo tipo de personas problemáticas: jefes autoritarios, compañeros de trabajo descalificadores, vecinos chismosos, personas que de una forma u otra siempre nos echan la culpa de todo, gente arrogante, mentirosa, manipuladora, neurótica que tienen como único deporte en la vida intentar arruinar la de los demás y reflejar su fracaso personal en las personas que tienen a su alrededor, vamos que sólo saben practicar el #malrollismo y eso del sonrían por favor, no va con ellos. 

El libro de Bernardo Stamateas te enseña a identificar a este tipo de personas y como tratar con ellas en el caso de que no puedas alejarlas, por ejemplo cuando se trata de personas que te rodean en el ámbito laboral o familiar y con las que no tiene más remedio que lidiar a diario. 

Es un libro para leer varias veces, volver a leer el último párrafo, subrayar las cosas interesantes y volver sobre ellas. Creedme que en cuanto empecéis a leer reconoceréis los rasgos que se describen en el libro en algunas de las personas que os rodean. En mi opinión, es un libro recomendable 100%. 

No vemos el miércoles, con un post sobre moda. ¡Feliz inicio de semana! Y no se olviden de una cosita,  sonrian, por favor ;-)

3 comentarios:

Mi vida en rojo dijo...

Mira que eres bella por mencionar!!!! A sonreír siempre!!! Besos rojos por doquier ;))

Marialu dijo...

Parece interesante

Jane dijo...

¡Hola! por suerte en estos momentos no me rodea nadie tóxico pero es bueno saberlo, besos